Añadir esta página a favoritos

CATEGORÍAS


FABULAS > PETULANCIA - HUMILDAD
LA VASIJA DE BARRO SIN COCER
(por Aviano)
La vasija de barro sin cocer arrastrada por la corriente

Empujada por los vientos y concentrada en espesa nube, se había desatado una pesada lluvia de aguas invernales.
Al quedarse estancada en las tierras inundadas por la tormenta, apresó una vasija de barro expuesta en los campos (pues el aire templado es quien primero endurece la maleable arcilla, para que pueda cocerse mejor cuando se la entregue al fuego).
Entonces, la nube pregunta el nombre a la frágil vasija. Ella, olvidando su naturaleza, responde:

«Me llamo ánfora. Poco ha una mano experta, mientras el torno me hacía girar, ha dispuesto que tenga los lados ligeramente abombados».

«No podrás», dice la nube, «conservar por más tiempo la forma que tienes, pues la lluvia te va a disolver cuando el agua caiga sobre ti».

Y, en ese mismo instante, rajándose por la fuerza del violento aguacero, fue arrastrada corriente abajo a merced de las líquidas aguas.

¡Pobre infeliz: apropiándose de un gran nombre, se atrevió a hablar así a las nubes armadas de aljaba!

Este ejemplo podrá servir de futura advertencia a los débiles, para que lloren su suerte cuando ésta depende de los poderosos.


Lección / Moraleja:
Este ejemplo podrá servir de futura advertencia a los débiles, para que lloren su suerte cuando ésta depende de los poderosos.
OTRAS FABULAS DE Aviano
Cuentos Infantiles, audiocuentos, nanas, y otros en CuentoCuentos.net © 2009 Contacta con nostrosAviso Legal

eXTReMe Tracker

La mayoría del material de CuentoCuentos.net es proporcionado por nuestros usuarios, proveniente del grandísimo almacén que es la red. Si considera que alguno del material expuesto vulnera sus derechos y/o prerrogativas, le rogamos que nos lo comunique contactando con nosotros