Añadir esta página a favoritos

CATEGORÍAS


FABULAS > AMBICIóN Y PRESUNCIóN
EL ASNO QUE CARGABA UNA IMAGEN
(por Esopo)
Una vez le correspondió a un asno cargar una imagen de un dios por las calles de una ciudad para ser llevada a un templo. Y por donde él pasaba, la multitud se postraba ante la imagen.

El asno, pensando que se postraban en respeto hacia él, se erguía orgullosamente, dándose aires y negándose a dar un paso más.
El conductor, viendo su decidida parada, lanzó su látigo sobre sus espaldas y le dijo:

- ¡Oh, cabeza hueca, todavía no ha llegado la hora en que los hombres adoren a los asnos!


Lección / Moraleja:
Nunca tomes como tuyos los méritos ajenos.
OTRAS FABULAS DE Esopo
Cuentos Infantiles, audiocuentos, nanas, y otros en CuentoCuentos.net © 2009 Contacta con nostrosAviso Legal

eXTReMe Tracker

La mayoría del material de CuentoCuentos.net es proporcionado por nuestros usuarios, proveniente del grandísimo almacén que es la red. Si considera que alguno del material expuesto vulnera sus derechos y/o prerrogativas, le rogamos que nos lo comunique contactando con nosotros