Añadir esta página a favoritos

CUENTOS MITOLóGICOS
CUENTO PORQUE EL CUERVO ES NEGRO (por Folklore Norteamericano)
En tiempos antiguos, cuando la tierra y la gente eran todavía jóvenes, todos los cuervos eran blancos como la nieve.
En estos tiempos pasados, el hombre no tenía caballos, ni armas de fuego ni de hierro. Todavía dependía de la caza del búfalo para sobrevivir. La caza del gran búfalo a pie con armas de piedra era dura, incierta y peligrosa. Los cuervos dificultaban la tarea de los cazadores, porque eran amigos de los búfalos.
Elevándose sobre la pradera, podían divisar todo lo que sucedía. Allá donde descubriesen a unos cazadores abordando a una manada de búfalos, volaban hacia sus amigos y se posaban entre sus cuernos para avisarles del peligro:
--«Caw, caw, caw, primos, los cazadores se acercan. Están acercándose a través de aquel barranco. Están llegando por detrás de aquella colina. iMirad! iCaw, caw, caw!»
Al oír esto,los búfalos iniciaban la estampida, y el hombre se moría de hambre. Los hombres se reunieron en consejo para decidir qué hacer.
Entre los cuervos había uno inmenso, dos veces más grande que los demás. Este cuervo era el líder.
Un sabio jefe anciano se levantó e hizo una propuesta:
--«Debemos capturar al gran cuervo blanco», dijo, «y darle una lección. De lo contrario, moriremos de hambre». El anciano trajo una gran piel de búfalo, con la cabeza y los cuernos incluidos. La puso en la espalda de un valiente joven diciendo:
--«Sobrino, revístete con esta piel de búfalo. Pensarán que eres uno de ellos y tu podrás capturar al gran cuervo blanco» .Disfrazado de búfalo, el joven se acercó al rebaño como si estuviese pastando. Las grandes y peludas bestias no le prestaron atención. Entonces, los cazadores se marcharon de su campamento tras el joven, armados con sus arcos. Cuando empezaron a acercarse al ganado, los cuervos llegaron como siempre volando .para advertir a los búfalos:
--«Caw, caw, caw, primos, los cazadores se acercan a mataros. Huid de sus flechas. iCaw, caw, caw!» y como siempre, todos los búfalos desaparecieron a la estampida, todos excepto el joven cazador disfrazado con la piel peluda, que fingía estar pastando. El gran cuervo blanco se acercó entonces deslizándose, se posó sobre los hombros del cazador, y sacudiendo sus alas, dijo:
--«Caw, caw, caw, hermano, ¿estás sordo? Los cazadores están cerca, justo sobre la colina. Sálvate!». Pero el joven valiente sacó el brazo y cogió al cuervo por las patas. Con una cuerda de pellejo de carne cruda, ató las patas del cuervo y sujetó el otro extremo a una piedra. Aunque el cuervo forcejeó, no pudo escapar. Otra vez los hombres se reunieron en consejo.
--«¿Qué podemos hacer con este cuervo grande y malo que nos ha hecho pasar hambre una y otra vez?».
--«iYo le quemaría!» respondió un cazador hambriento, yantes de que alguien pudiese detenerle, de un tirón cogió el cuervo de las manos de su captor y lo tiró al fuego del consejo, con piedra y cuerda incluidos.
--«Así aprenderás», afirmó. Como era de esperar, la cuerda que sostenía la piedra ardió inmediatamente, y el gran cuervo se las arregló para salir volando del fuego. Pero estaba chamuscado, y muchas de sus plumas estaban carbonizadas. Seguía siendo grande, pero ya no era blanco.
--«Caw, caw, caw» gritaba, volando tan rápido como podía: «No lo haré nunca más; no avisaré más a los búfalos, y tampoco lo harán el resto de los cuervos. I Lo prometo! Caw, caw, caw».
De este modo el cuervo consiguió escapar. Pero desde entonces, todos los cuervos son negros.
(WINTU)




Cuentos Infantiles, audiocuentos, nanas, y otros en CuentoCuentos.net © 2009 Contacta con nostrosAviso Legal

eXTReMe Tracker

La mayoría del material de CuentoCuentos.net es proporcionado por nuestros usuarios, proveniente del grandísimo almacén que es la red. Si considera que alguno del material expuesto vulnera sus derechos y/o prerrogativas, le rogamos que nos lo comunique contactando con nosotros