Añadir esta página a favoritos

CUENTOS MITOLóGICOS
CUENTO LOS GALLEGOS EN IRLANDA (por Tradicion Celta)
Breogan fundó la Ciudad de Brigantia, (que hoy es A Coruña) y el faro conocido como la “Torre de Hércules”. Breogan tuvo 10 hijos, uno de ellos, Bile, le dio un nieto que se llamó Golam y que fue educado en las ciencias, las artes y en la guerra. Cuando creció tuvo la idea de dirigirse a la tierra de sus antepasados y partió hacia Escitia, donde reinaba por entonces Reffloir. El rey lo recibió muy bien y le dio a su hija Seng por esposa.

Golam y Seng tuvieron dos hijos, Eremon y Eber Donn.

Golam se hizo muy popular, tanto que despertó la envidia del rey, a tal punto que Reffloir terminó retándolo a duelo. Por supuesto, golam lo venció y partió con todos los suyos, llevándose a sus hijos con el.

Navegó por toda la costa de Asia y Afrecha hasta que llegó a la desembocadura del Nilo. Y se quedó en Egipto. Aquí también fue calurosamente recibido por el faraón, quien también le entregó a su hija por esposa.

Golam se quedo ocho años en Egipto y tuvo con su nueva esposa una pareja de gemelos. Decidió regresar a su verdadera tierra a Brigantia, con todos los suyos.

Cuando llegó se encontró con una Brigantia desierta.Breogan había muerto y las tribus sometidas se habían rebelado. Golam, entonces, reunió a los supervivientes refugiados en los bosques y las montañas y los atacó, reiniciando así la reconquista. Resultó, como su abuelo Breogan, vencedor en todas las batallas, lo que le valió el nombre de Mile o Miled, guerrero exterminador o vencedor.

Y gobernó durante bastantes años, hasta que una enfermedad lo mató.

Las tribus volvieron a sus habituales hostilidades, lo cual obligó a sus hijos a estar en defensa permanente de su territorio.

Entonces Ith, otro hijo de Breogan, experto y muy preparado en conocimientos de todo tipo, una noche de noviembre, vislumbró desde el faro una lejana isla y hasta ella embarcó junto a algunos hombres.

Esa isla era Irlanda, que por aquel entonces se llamaba Inis Ealga y estaba habitada por los Tuatha Dé Danann. Ya alejados de la gloria pasada, guerreaban entre ellos. En la fortaleza de Ailech, Ith encontró a tres reyes disputándose el territorio de un cuarto que había muerto.

Ith, más comedido de lo que debiera, les instó a que depusiesen las armas y que disfrutasen la vida en aquella tierra en que vivían, tan fértil y con buen clima. Y como no hay asunto comedido que salga bien, los reyes creyeron entender en sus palabras un deseo de conquista, por lo que le tendieron una emboscada cuando regresaba a su barco y lo mataron.

Los Hijos de Mil decidieron tomar este crimen como una declaración de guerra y se dispusieron a invadir la isla.

A la primavera siguiente partieron de Brigantia 5 barcos con 40 jefes guerreros, sus mujeres y servidumbre, entre ellos Amergin, hijo de Golam. Al llegar, un 1 de mayo, día decimoséptimo de la luna, los Tuatha de Danann se asombraron y trataron de llegar a una tregua para que sus druidas pudieran actuar. Amergin determinó que se alejarían con sus barcos a una distancia de nueve olas (en la Galicia actual aún se conservan rituales relacionados con nueve olas) y después atacarían.

Entonces actuaron los druidas de los Tuatha de Danann, que provocaron una tormenta druídica (mágica) que logró dispersar la flota mar adentro.

Amergin logró parar la tempestad invocando al espíritu de la tierra de Irlanda, con quien ya había entrado en comunicación anteriormente.

Todos se salvaron excepto Donn y los de su barco, el cual naufragó tras jurar aquel que mataría a todos los habitantes de la isla.

Los Tuatha de Danann serían derrotados en Sliabh Mis y en Tailtiu, pasando los supervivientes a vivir en el sidhe, o sea, bajo las colinas de Irlanda.

Por su parte, los hijos de Mil quedaron gobernados por los hermanos Eremon y Eber Finn, que no lograron ponerse de acuerdo ya que Amergin determinó que reinara primero el mayor y luego el menor; pero no lo aceptó Eber Finn. Se dividieronla isla, quedando el norte para el primero y el sur para el segundo.

Y esta invasión sería la última, ya que no hubo ni plagas ni otros ponderantes, por lo que aquellos Hijos de Mil procedentes de España, más exactamente de Brigantia, hoy A Coruña, serían los antecesores de los Irlandeses actuales.




OTROS CUENTOS DE Tradicion Celta
Cuentos Infantiles, audiocuentos, nanas, y otros en CuentoCuentos.net © 2009 Contacta con nostrosAviso Legal

eXTReMe Tracker

La mayoría del material de CuentoCuentos.net es proporcionado por nuestros usuarios, proveniente del grandísimo almacén que es la red. Si considera que alguno del material expuesto vulnera sus derechos y/o prerrogativas, le rogamos que nos lo comunique contactando con nosotros