Añadir esta página a favoritos
CATEGORÍAS


FABULAS > HONESTIDAD, LEALTAD - FALSEDAD, CORRUPCIóN
EL LEóN, EL LOBO Y LA ZORRA.
(por Felix Maria Samaniego )
Trémulo y achacoso
a fuerza de años un león estaba;
hizo venir los médicos, ansioso
de ver si alguno de ellos lo curaba.
De todas las especies y regiones
profesores llegaban a millones.
Todos conocen incurable el daño;
ninguno al Rey propone el desengaño;
cada cual sus remedios le procura,
como si la vejez tuviese cura.
Un lobo cortesano
con tono adulador y fin torcido,
dijo a su Soberano:
«He notado, señor, que no ha asistido
la zorra como médico al congreso,
y pudiera esperarse buen suceso
de su dictamen en tan grave asunto.»
Quiso su Majestad que luego al punto
por la posta viniese:
Llega, sube a palacio, y como viese
al lobo su enemigo; ya instruida
de que él era el autor de su venida,
que ella excusaba cautelosamente,
inclinándose al Rey profundamente,
dijo: quizá, Señor, no habrá faltado
quien haya mi tardanza acriminado;
mas será porque ignora
que vengo de cumplir un voto ahora,
que por vuestra salud tenía hecho;
y para más provecho,
en mi viaje traté gentes de ciencia
sobre vuestra dolencia.
Convienen pues los grandes profesores
en que no tenéis vicio en los humores,
y que solo los años han dejado
el calor natural algo apagado;
Pero éste se recobra y vivifica,
sin fastidio, sin drogas de botica,
con un remedio simple, liso y llano,
que vuestra Majestad tiene en la mano.
A un lobo vivo arránquenle el pellejo,
haced que os lo apliquen al instante;
y por más que estéis débil, flaco, viejo,
os sentiréis robusto y rozagante,
con apetito tal, que sin esfuerzo, 45
el mismo lobo os servirá de almuerzo.
Convino el Rey, y entre el furor y el hierro
murió el infeliz lobo como un perro.
Así viven y mueren cada día
en su guerra interior los palaciegos,
que con la emulación rabiosa ciegos
al degüello se tiran a porfía.
Tomen esta lección muy oportuna:
Lleguen a la privanza enhorabuena;
mas labren su fortuna,
sin cimentarla en la desgracia ajena.


Lección / Moraleja:
Tomen esta lección muy oportuna:
Lleguen a la privanza enhorabuena;
mas labren su fortuna,
sin cimentarla en la desgracia ajena.
OTRAS FABULAS DE Felix Maria Samaniego
Cuentos Infantiles, audiocuentos, nanas, y otros en CuentoCuentos.net © 2009 Contacta con nostrosAviso Legal

eXTReMe Tracker

La mayoría del material de CuentoCuentos.net es proporcionado por nuestros usuarios, proveniente del grandísimo almacén que es la red. Si considera que alguno del material expuesto vulnera sus derechos y/o prerrogativas, le rogamos que nos lo comunique contactando con nosotros